QUE DEBEMOS TENER EN CUENTA PARA CREAR EL NOMBRE PERFECTO DE NUESTRA EMPRESA ?

No es un misterio que construir el nombre perfecto para nuestra empresa es una ardua tarea que va a demandar mucho desgaste en tiempo y energía.  Este proceso creativo, también concebido como naming, se inicia desde la misma concepción de nuestro emprendimiento, y finaliza mucho mas allá de la generación del nombre, podríamos decir que abarca también el proceso de posicionamiento y consolidación de nuestra marca.

Pese a esto, el concepto mismo de creación del nombre tiene unas etapas bien definidas, y a su vez, estas etapas tienen una justificación y una razón de ser.  Es por eso que a continuación vamos a comenzar a desglosar cuales son esos pasos que debemos tener en cuenta a la hora de crear el nombre ideal para nuestro emprendimiento.

Recopila toda la información necesaria de tu empresa.

Esta mas que claro que el nombre no es solo una simple idea o un simple capricho, es ante todo, un proceso creativo que debe responder con fuerte coherencia a los objetivos y valores de nuestra empresa.  Lo que buscamos ante todo es que nuestro nombre transmita esos elementos a nuestros clientes, por eso, organizar este tipo de información es el primer insumo con el que vamos a comenzar la búsqueda de nuestro nombre.

Identifica aspectos singulares del segmento del mercado seleccionado.

De igual manera que el anterior punto, el nombre también debe buscar cierta coherencia con el nicho de mercado que se ha seleccionado, la importancia de un nombre también radica en su nivel de sonoridad y de relación con lo quiere representar, entonces hablamos tanto de los valores como de los aspectos que identifican nuestro nicho de mercado.

Revisa ejemplos de la competencia.

Es bien importante poder saber, cómo ha funcionado el proceso de creación de nombres, en otras empresas que compiten en el mismo segmento del mercado.  Podemos tratar de obtener la información como la respuesta o la opinión de los clientes, es claro que seguir el ejemplo, reconocer fallos o aciertos de otras empresas te orientara de una manera mas acertada a la hora de tomar una decisión.

Comienza a recoger ideas de tu equipo inicial.

Acá comienza lo fuerte del proceso creativo, vamos a comenzar a recibir ideas, a organizarlas de acuerdo a unas categorías que tu definas previamente y establecer una valoración tanto para las ideas como para las posibles palabras claves que tu encuentres, recuerda, que tu valoración ya tiene unas guías de contenidos (valores a transmitir), por lo tanto esto no debe ser un gran obstáculo en tu proceso.

Utiliza herramientas generadoras de nombres como apoyo a tu proceso creativo.

También puedes utilizar estas herramientas, las cuales te permiten acceder a listas de posibles nombres, dependiendo de tus necesidades y del tipo de herramienta que utilices.  Tienes dos opciones, tomar literalmente cualquiera de los ejemplos que te genere la herramienta utilizada, o tomar como base y referencia estos ejemplos para poder finalizar la búsqueda de tu nombre.

Selecciona el nombre ideal para tu empresa.

Ya tienes, información, tienes un aluvión de ideas y tienes otros ejemplos de cuales pueden ser las características de tu nombre.  Es tiempo de seleccionar de entre todos tus opciones, una que recoja con fidelidad todos los elementos que quieres transmitir, este proceso no es definitivo como veremos en el siguiente punto, pero marca una pauta de inicio de cierre en la creación del nombre.

Busca opinión y valoración en tus círculos cercanos.

Ahora que tienes un nombre seleccionado es importante comenzar a recoger las impresiones y las opiniones en otras personas, presenta tu creación a tu familia, amigos mas cercanos y busca su opinión desde una óptica de cliente, es muy importante obtener este feedback antes de lanzar el nombre, puesto que te va a permitir realizar los ajustes necesarios.

2018-02-28T13:31:05+00:00